Acapulco Cine Ensayo Fotografía Multimedia Narrativa Ficción Narrativa No Ficción Recientes

Reseña: Moonlight (2017), el rango divisivo.

Decisiones, decisiones.

Por: Ricardo Garrido

Dónde empezar con esta gran cinta. Creo que si algo logra, muy acertadamente, es este sentimiento de tiempo, pues la película es básicamente un trayecto de un individuo, y el como su mundo cambia, al identificarse él, con distintas preferencias sexuales a la de los demás con los que él cohabita. Hablo de que la película como tal, es un autodescubrimiento, que se ejerce desde niño, un poco al fin del día, todo tiene que ver, por como somos, por nuestro alrededor, por como nos criaron, por con quienes nos juntamos, por como hablamos, nos movemos, consumimos la cultura, etc. Y claro también, es una cuestión de nacimiento, todo eso aunado, a la “persona”, o faceta, de quienes somos.

Moonlight (2017)

Aquí está todo.

Más allá de ello, cabe destacar la fotografía, excelente, y el maravilloso, pero complejo/minimalista, la forma de contar una historia, siendo que ésta, digamos en razón de conectividad, es muy que uno puede identificarse fácilmente, a pesar de sí, tener admirativamente, cierta carga de prejuicios, que el poster o alguien, te pueda hacer denotar, es muy distinto al haberla visto, uno puede sentir la autenticidad, siendo una película de autor, y ésto es algo que tiene que ver en el progreso de la cinta.

Y regresando un poco a la temática y organización del relato, la película, logra mucho, demasiado, con poco. Verán, casi no hay tanta exposición de las cosas, es decir, no todo se dice, casi la mayoría de las cosas nos las dejan a nuestra imaginación, y eso a mí, en lo personal, me encanto, porque son esta serie de filmes, que se preocupan por el espectador, lo consideran inteligente, y saben que el va a poder atar los cabos, siendo que al final todo es muy entendible, pero dejando de todas maneras paradigma, para que uno pueda confeccionar sus teorías, o apertura al debate.

Moonlight.

El personaje principal, a través de los años.

Si algo considero, es que el director, Barry Jenkins, consigue un tanto normalizar, el dilema, esta razón de que si se es homosexual, que si se está confundido, o si simplemente, con nuestra existencia cambiamos de parecer, en infinidad de temas. Lo obtiene, pienso, con los distintos otros, personajes que rodean al estelar, su amigo, y el cómo, de alguna forma se vuelve, su amor platónico, o hasta con los rufianes, que lo bullean muchísimo. Es una esfera, ultimadamente, que a mí por lo menos, me hace reflexionar, en todas esas “amistades”, o mejor dicho relaciones, que vas fomentando a lo largo de los años, dicen que los verdaderos compañeros, tus colegas, hombres y mujeres, se cuentan con los dedos, los que van a estar ahí por tí de por vida, en las buenas y malas.

Moonlight (2017)

La mirada, ante la imposibilidad, del cosmos, así yo describiría esta imagen.

No obstante, creo que la película, sirve como un gran abanico, o parte aguas, a como se hace cine ahora y como se hizo cine, en un momento. Tenemos que recordar, un poco, todo el detrás de escenas que ocurrió en los Óscares, que si gano o no contra La la land (2016), película muy distinta, un musical, que de hecho, hacía cierta emisión al Hollywood de antes, y creo que por eso y más, causo cierta sensación, una competencia inaudita, escandalosa y controversial. Que aunque tengo que decir, que ambas cintas si las considero importantes como memorables, estoy un tanto agradecido con la academia, que se eligieron, por ésta, a pesar de que, sí pienso, que La la land, resulta ser más inolvidable, pero en una cuestión, más, de las imágenes no del contenido, como lo hace ésta.

Para terminar, creo que en lo que yo más me fijo, es que me sorprende, que en este nuevo cine, un director que vino de lo desconocido, se le dio la oportunidad, o más bien él la buscó, y la supo aprovechar, y con poco, pues no sé exactamente cuanto costó realizarla, pero estoy seguro que mucho menos que La la Land, en producción, actores y equipo, pueda ésta competir legalmente y salir adelante. Para mí como la propia historia, que ésta, cuenta, es un logro y éxito, de venir de poco, y aún con la adversidad, de mostrarnos humanos, y sacar ese lado terrorífico como sentimental en pantalla, me habla de que somos más inclusivos,  que ya pasamos esa etapa, que hemos evolucionado, que estamos abiertos a auto-criticarnos, como que nuestra mirada está, en seguir adelante, aceptar el pasado sí, pero al estudiarlo, ya no mirar atrás.

En pocas palabras, es básicamente, una liberación del ser, que tiene que verse.

Leave a Comment